Juguetes eróticos,Vibradores,Vibradores para parejas,Consoladores,Estimuladores,Bombas seno y vaginales,Juguetes anales,Bolas vaginales, Anillos, extensiones, fundas,Arneses,Bombas para pene,Kits eróticos,Masaje de próstata,Masturbadores para hombre,Muñecas hinchables,Accesorios y pilas, Lubricantes,Lubricante vaginal,Lubricante anal,Lubricantes orales,Lubricantes estimulantes,Preservativos,Lencería erótica,Bodystockings,Conjuntos eróticos mujer,Farmacia erótica,Aceites para masaje,Erección y libido estimulantes,Higiene,Mejor sexo para hombres,Mejor sexo para mujeres,Mejor sexo para parejas,Pheromonas,Pruebas de embarazo,Sprays y cremas retardantes,Alargamiento de pene,Tampones,Fetish, BDSM,Accesorios,Antifaz erótico,Ataduras manos y pies,Azotadores y paletas,Capuchas y mascaras,Collares y correas eróticas,Kits de ataduras,Mordaza bucal

Juguetes sexuales por internet, tienda de lencería, EroPrime los mejores precios! Garantizado! Paga en efectivo cuando recibas los productos

Pros y contras de la píldora anticonceptiva en la vida sexual

No hay duda que la píldora es un método anticonceptivo muy eficaz; pero jugar con las hormonas puede alterar nuestra vida sexual de manera positiva y negativa.

Hay muchísimas píldoras anticonceptivas en el mercado. Cada una tiene diferentes dosis de hormonas que ayudan al cuerpo a prevenir el embarazo. La mayoría de las píldoras contienen una combinación de progestina y estrógeno, mientras que otras contienen solo progestina. Estas hormonas impiden que el cuerpo ovule, evitando así un posible embarazo no deseado.
Pero eso no es todo lo que hacen esas hormonas; también pueden influir en el impulso sexual y las emociones.

Puede afectar el deseo sexual
La relación de la píldora con el deseo sexual es compleja. Es uno de los aspectos menos investigados de los posibles efectos secundarios; pero dado que la píldora cambia los niveles de hormonas, y éstas son un componente del apetito sexual, parece lógico que la píldora pueda perjudicar a la libido. Aun así, hay una gran cantidad de factores que pueden influir en el impulso sexual: problemas de salud, estrés, cansancio, crisis en la pareja, autoestima, imagen corporal, seguridad, etc.

La píldora también puede disminuir drásticamente la cantidad de lubricación que crea nuestro cuerpo, provocando que las relaciones sexuales sean incómodas o incluso dolorosas. Algunas mujeres relacionan mojarse con la excitación, por lo que la sequedad puede interpretarse como una señal psicológica de inapetencia. Tomar la píldora durante un largo período de tiempo también se ha asociado con un mayor riesgo de dolor vulvar. Cuando duele esa zona, el sexo no parece particularmente tentador.

Maneras en que la píldora podría aumentar su deseo sexual
Sin embargo, también hay un buen número de factores que hacen que la píldora incremente las ganas de mantener sexo. Por ejemplo:

-Saber que estás protegida para no quedar embarazada puede ser un gran alivio. Esa sensación de relajación en sí misma puede aumentar naturalmente el apetito sexual. (Recuerda que la píldora no protege contra las ITS).
-Algunas mujeres usan la píldora para omitir períodos por completo. A muchas personas no les atrae la idea de tener sexo durante la menstruación, la píldora reduce y marca esos días en el calendario, dejándote libre el resto del tiempo.
-Tomarla generalmente hace que desaparezcan los cólicos menstruales, sin tener que lidiar con esa gran molestia.
-Algunas pastillas disminuyen el acné. Más confianza en uno mismo puede hacer que te sientas más cómoda teniendo sexo.

Cómo minimizar el impacto de la píldora
Si vas a tomar pastillas anticonceptivas, debes explorar diferentes marcas. Tu cuerpo puede responder mejor a una píldora que a otra. Es una buena idea darle a cada píldora una prueba de 3-6 meses. Si eres nueva tomándolas, intenta mantener un registro diario durante uno o dos meses, es una buena manera de hacer un seguimiento de los efectos que la píldora está teniendo en ti. Pasados esos dos meses, cambia a un registro semanal durante varios meses.
Si has tomado la píldora desde que comenzaste a tener relaciones, es menos probable que notes los efectos que ha tenido en tu vida sexual. Es posible que desees considerar tomar breves descansos para ayudarte a tener una idea de cuáles son los ritmos naturales de tu cuerpo.

La pareja también podría aportar sus observaciones y entre los dos evaluar si esa píldora funciona bien para ti. Por supuesto, debe compartir sus comentarios con cierta delicadeza, nada de “estás insoportable desde que empezaste a tomar esto, ¡no hay quien te aguante!”. Es probable que haya cambios en el estado de ánimo, entonces hay que abordar el tema de la manera más sensible posible. Para muchas mujeres la píldora tiene una gran carga emocional, por lo que la pareja debe ser respetuosa.

Ten en cuenta que hay una gran variedad de píldoras, si detectas algún cambio físico o emocional que no te agrada, puedes consultar con tu médico y probar con otras para encontrar la más adecuada para ti.

Faltan sólo para envío gratis